fbpx

El tener molestias en la espalda es muy común y más aun con el ritmo de vida que tenemos en la actualidad, en la que nos pasamos la mayor parte del día sentados. Adquirimos hábitos incorrectos y nuestra espalda al final del día lo nota.

En este post nos gustaría enseñarte unas cuantas posturas de yoga que podrían aliviar esas pequeñas molestias de espalda, así que ponte cómod@ y vamos allá.

Postura del Perro hacia abajo

Adho Mukha Svanasana es todo un clásico en el yoga y es una postura perfecta para calentar ya que supone un gran estiramiento global del cuerpo.

Para hacer esta postura correctamente, primero apoyamos las manos y los pies en el suelo (haciendo una V invertida), siempre con los brazos y las piernas estiradas. Es importante que la cadera esté hacia arriba, para poder estirar al máximo la zona lumbar.

La espalda debe estar lo más recta posible y la cabeza mirando hacia el suelo. Con esta posición estiramos y fortalecemos la columna al mismo tiempo.

Mantente en esta postura 10 segundos.

Contraindicaciones:

Si tienes la presión alta no se recomienda que realices esta postura ya que podría aumentar la tensión sanguínea.

En caso de tener alguna lesión en los hombros, se recomienda que no realices esta asana pues podría perjudicarte.

En el caso de que estés en los últimos meses de embarazo, no se recomienda esta postura porque puede producir una fuerte presión en el abdomen.

Las personas que padezcan el síndrome del túnel carpiano tampoco deberían realizar esta asana porque podría aumentar su dolencia.

Postura del Perro hacia arriba

Urdhva Mukha Svanasana es una postura energética que despierta todo el cuerpo y que gracias a la inclinación hacia arriba mejora la postura, estira los músculos de la espalda, pecho, pulmones, hombros y abdomen. Además, favorece la circulación sanguínea y fortalece la espina dorsal.

Para hacer esta postura  es necesarios acostarte boca abajo sobre la esterilla de yoga. Estira las piernas hacia atrás con una separación de unos pocos centímetros, con los dedos de los pies estirados, y la parte superior tocando el suelo.

Endereza los brazos y levanta simultáneamente el torso y las piernas a unos centímetros del suelo. Las únicas partes del cuerpo que deben tocar el suelo deben ser las puntas de los dedos de los pies, y las palmas de las manos.

Mantén los muslos y brazos firmes y estirados.

Inclina ligeramente la cabeza hacia atrás arqueando la espalda para mirar hacia arriba, pero con cuidado de no comprimir la parte posterior del cuello.

Mantente en esta postura 30 segundos.

Contraindicaciones:

Túnel carpiano

Lesión en el cuello, la espalda, los hombros o las muñecas.

Embarazadas también deben evitar la práctica de esta postura después del primer trimestre.

Postura del Guerrero I

Virabhadrasana I es la primera figura de yoga que viene de la secuencia de los 3 Guerreros. Esta es una postura básica de yoga, muy fácil de realizar, es ideal para principiantes.

Fortaleces los cuádriceps, tríceps, hombros, glúteos y zona abdominal, estira el abdomen, la espalda y la zona lumbar.

Sitúate de pie sobre tu esterilla y estira la espalda, separa los pies alrededor de  seis centímetros y eleva los brazos, éstos tienen que quedar estirados y en vertical.

Da un gran paso al frente con la pierna derecha, dejando quieta la izquierda, e inclínate sobre la derecha, que formará un ángulo cercano a los 90 grados.

Mantén la espalda recta con los brazos en alto.

Permanece 10 segundos en esta postura.

Contraindicaciones:

No se recomienda hacer esta postura en caso de embarazo, dolores en el cuello y problemas cardiacos.

Postura del niño

Balasana es una de las posiciones de yoga de descanso, que nos ofrece muchos beneficios, puede que sea una de las posturas más sencillas, pero es muy efectiva a la hora de aliviar tensión y estrés acumulado. Es perfecto para finalizar la sesión de posturas de yoga.

Mantén esta pose durante varias respiraciones profundas.

Contraindicaciones:

Evita hacer esta postura si estás embarazada o si  tienes alguna lesión en la rodilla.

Si completas esta seria de posturas diariamente notarás una gran mejora. Descargarás una gran tensión acumulada del día a día, evitarás contracturas y le devolverás a tu columna la movilidad y flexibilidad perdida.

Deja un comentario